Llegamos a determinada edad y hay cuestiones elementales que debemos de tener en cuenta para seguir con nuestra vida ordenada y con buena salud. Unas de estas cuestiones es mantener un régimen estricto de buena alimentación con un respeto total sobre cuándo comer y a qué horas.

Repasemos qué importancia tiene el comer a determinadas horas, que beneficios nos otorga y porque es tan importante tener en cuenta este tema en la edad de adulto mayor. En muchas ocasiones en importante en algunos casos tener un servicio de acompañantes que nos ayude a seguir un cuidado a nuestros adultos mayores.

Antes de iniciar con el repaso de qué comer y a qué horas, debemos de tener en cuenta que este tema está abocado al adulto mayor. Porque les aclaro esto, porque si bien lo que necesita el cuerpo humano es lo mismo a cualquier edad, no es lo mismo la misma cantidad de nutrientes para un joven como par un abuelo.

Dicho lo anterior vamos a ver cuál es la importancia de comer a las horas. Lo primero que debemos tener en cuenta es que un adulto mayor debe de comer cada 3 horas aproximadamente. Por lo que haciendo las cuatro comidas diarias más algún tentempié estaría más que a salvo de este tema.

Lo importante de esto es que al comer cada determinado tiempo, no les estás mandando un mensaje al cuerpo erróneo y todo funciona como debe de hacerlo. Es decir, si nosotros no comemos de mañana y encima el almuerzo lo hacemos a las 14 horas, nuestro cuerpo está tremendamente confundido.

Posiblemente actúe procesando los alimentos de una forma tal que no es bueno para nosotros. Pero, si nosotros tenemos una conducta alimenticia buena y respetamos los tiempos, estamos dándoles al cuerpo su ración cada vez que el cuerpo lo está precisando.

En cuanto a los alimentos a digerir como les comente al principio son prácticamente los mismos que cuando somos jóvenes, con la salvedad de que debemos de comer menos en algunos aspectos. Vamos a repasar cuales son estos grupos alimenticios que no pueden faltar en una dieta para un adulto mayor. Los grupos básicamente son seis y a continuación se los voy a repasar:

Proteína: dos porciones por día, no más.
Cereales y pan: seis porciones por semana.
Grasas: alguna cosa pero no abusar, en general restan más de lo que suman.
Derivados y leche en general: dos veces por día es más que suficiente.
Vegetales: son muy buenos, siempre suman. Tres veces por día está bien.
Frutas: dos o tres por día y vas muy bien.