Por suerte para todos nosotros los de la tercera edad, hoy en día hay una conciencia muy fuerte sobre la salud caporal. Hasta hace unas décadas atrás, el veterano que llegaba a la tercera edad prácticamente que no hacía nada físico o lo que es pero, no lo dejaban hacer.

Esta historia quedó en el pasado, y por suerte hoy se alienta y mucho a que los abuelos puedan salir a realizar sus rutinas físicas. Claro, quizá usted se esté preguntando pero yo no puedo hacer muchas actividad física ya que no estoy del todo bien.

Tranquilos porque existen una serie de ejercicios que son relativamente fácil y por sobre todo pensando en la exigencia física del adulto mayor. Lo primero que debemos de tener en cuenta es estudiar cada caso en particular. Porque no es lo mismo realizar una rutina física para alguien que esté medianamente bien físicamente que para alguien que tiene menor movilidad o visibilidad.

Primera fase, calentamiento: es muy importante tener un buen calentamiento. Especialmente en las zonas articuladas como lo son, hombros, cuello, rodillas, tobillo, cadera.

Nivel de intensidad: los ejercicios deben ser hechos con la intensidad adecuada. Por ejemplo si corremos o caminamos hagámoslo moderadamente. La idea es ir subiendo la exigencia a medida que vamos ganando en físico.

Tipos de ejercicios: por ejemplo empezaré a mencionarle algunos ejercicios de fuerza. Sentadillas son muy buenas para el fortalecimiento de las piernas, además como plus nos permite ganar en equilibrio y por ende tenemos más seguridad al andar.

Otros de los ejercicios es tirarse a una colchoneta o algo liviano para trabajar levemente la zona abdominal y de espalda. Vaya si será importante trabajar bien esta zona. Una buena recomendación que les quiero realizar es que todo tipo de ejercicio lo debemos de hacer con los ojos abiertos. El motivo de esto es muy fácil, a esas edades tener los ojos cerrados mientras practicamos ejercicio nos puede hacer perder el equilibrio y por ende caernos.

Otros ejercicios: si la movilidad es menor, podemos hacer ejercicios de fuerzas con las piernas, o con los brazos con pequeñas pesas puestas en los tobillos o muñecas. Solo debemos de realizar varias repeticiones de subir y levantar las pesas durante 5 o 6 veces.

Estiramiento: una vez concluido el ejercicio es importante realizar un buen estiramiento que nos permita relajar el músculo. Debemos de hacerlo sí o sí.

La suma de todos los ejercicios hacen bien a nuestros adultos mayores, pero siempre deben estar acompañados. No siempre podemos estar todo el tiempo que quisiéramos con ellos para estar pendientes, cuidarlos y mimarlos. Hay empresas que se encargan de tener personal altamente capacitado en este tema. El servicio de acompañantes tiene opciones para cuidar en casa, sanatorios o simplemente acompañar en una caminata y en ejercicios al aire libre