Muchos de vosotros me han pedido que les hable un poco de un tema que pone locos a todos. Este tema candente pero con solución son los famosos calambres. Nunca le ha pasado estar en el medio de la noche durmiendo plácidamente y tener un calambre que lo haya dejado en el piso del dolor.

Pues bien, los calamares justamente son avisos del cuerpo que algo anda mal y que debemos solucionar.

Lamentablemente su mala fama viene básicamente por dos razones distintas. El primer motivo es por la reacción física que tiene nuestro cuerpo, no solo eso sino que el dolor que provoca un calambre no es nada lindo.
El segundo motivo y creo que este es imposible de zafar es el momento que te viene el calambre. No hay aviso, no lo esperamos y de golpe chas, te viene un fuerte dolor en alguna parte de nuestro cuerpo lo cual se convierte en algo odioso.

Ojo, por lo general los calambres no avisan, simplemente se dan en tu cuerpo y con eso una gran sorpresa. Pero vale aclarar que algunos calambres específicos si te van avisando con pequeños síntomas que si los detectas podes saber que se te viene en breves un calambre.

Muy bien, dicho lo anterior vamos a pasar unos buenos tips para prevenir los odiosos y doloroso calambres corporales. Pensemos que todo estos puntos están enfocados a personas que el menos tienen un mínimo de actividad física.

Estirar: siempre y esto debemos de tenerlo en nuestra cabeza debemos de estirar antes y después de realizar ejercicio. Realizar esto permite darle oxígeno a los músculos utilizados, dejándolos relajados y sin necesidad de dar un calambre.

Hidratación: que importante es la hidratación con el ejercicio físico. Pero ojo, muchos de nosotros hacemos ejercicio físico y creemos que si nos llenamos de agua, jugos u energizantes ya basta. No, debemos de tener una hidratación adecuada en todo el día, en las 24 horas. De esta forma si, vamos a estar previniendo los calambres.

Entrenamiento: no podemos salir a querer hacer ejercicio de 0 a 100 en solo pocos días. El ejercicio y el estado físico se van obteniendo con la perseverancia y con la graduación. Si nosotros vamos a querer hacer en una semana lo que no hicimos en un año, posiblemente terminemos con fuertes dolores corporales y calambres varios.
Realizando estos tres puntos vas a ver avanzado mucho en tema calambres.