Las mujeres cuando quedan embarazadas empiezan como quien dice una nueva vida desde muchos puntos de vista. Uno de esos puntos de vista que deben de tener muy en cuenta para la ayuda de ellas y su futuro bebé es el tener una dieta balanceada, una dieta ajustada especialmente para embarazadas.

Vamos a realizar un paneo por los principales alimentos que no debemos de excluir ni cerca si estamos embarazadas. Recuerden que la alimentación es tan clave como la de ir a hacerse análisis para saber si está todo bien.
Vamos a empezar haciendo una diferenciación de alimentos para que nos quede mucho mejor el tema en nuestra cabeza. Empecemos con lo siguiente:

Vegetales: a mi entender y como madres que soy, este grupo es de los más importantes y que debemos de respetar a rajatabla ya que realmente es muy bueno para nuestro cuerpo. Comer al menos dos a tres piezas de vegetales por día es lo que debemos de hacer. Sin importar qué vegetal sea, debemos de ingerir todos los días sin excusa.
Una buena combinación en tema vegetales es tratar de comer los más diferente en colores hablamos, o sea que podemos comer algo verde, algún morrón de otro color, remolacha, repollo, etc.

Carnes Blancas: las carnes me gusta hacerles una buena diferenciación. No es lo mismo la carne roja que la blanca y mucho menos en periodo de embarazo. Lo que se recomienda usualmente es que comamos pescado al menos 3 veces por semana incluso pudiendo subir esta cifra si tenemos algún valor medio mal en nuestro cuerpo.

El pollo también se encuentra en esta categoría, si bien podemos comer, recordemos que debe ser carne lo más magra posible, por lo que el pollo se debe de comer sin piel en todos los casos.
No hay excusas, ya que la piel es muy mala para nuestro organismo. Por último decirle que las carnes rojas de ser posible evitarlas, si bien ayudan en ciertas cuestiones, por lo general son más las cosas negativas que las positivas.

Frutas: otras de las categorías fundamentales que debemos de tener en cuenta cuando estamos embarazados. Salvo que alguna fruta no te guste, debemos de comer de 2 a 3 piezas por día. Son tan ricas y nos hacen tan bien que no veo el problema de comer y respetar la dieta de 2 a 3 veces por día de frutas. Existen infinitas opciones de fruta, así que no hay excusas, a comer bien y a ayudar a nuestro futuro hijo.